Bésame de noche

Bueno, ¿Y para cuándo?


15/02/17

View Bliss

Muchos de nosotros nos encontramos con gente que queremos, y de pronto nos miramos de frente, corremos unos a otros, nos damos un profundo, cálido, y sincero abrazo, la conversación que sigue tiene expresiones como:

Qué te has hecho, qué bueno verte, te ves muy bien, qué alegría, te perdiste, hace tiempo que no hablamos, te extraño mucho, tenemos que vernos más seguido, si, sí, sí, llamémonos, ¡claro! un día de estos,  fijo OK.

 

¿A dónde nos llevó esta conversación? ¿Dónde nos coloca? Porque esto, no es un plan, esto es una conversación entre dos personas, que evidentemente se tienen aprecio y cariño, pero que deberían detenerse su momento, a considerar lo siguiente:

  • Si vos apreciás esta persona, porque no sacar el tiempo.
  • Si vos sabes que ese “fijo tenemos que vernos”, es un no políticamente correcto, para qué lo decís.
  • Si sabás que no lo vas a hacer, por qué decirlo.
  • Por qué si estimás a esta persona, o la aprecias, no ponerla en la agenda de una vez, con fecha día y hora.
  • Por qué siempre le decimos a la otra persona “mira te perdiste”. No, vos también, ambos dejaron de buscarse.
  • Qué sentido tiene decirle a una persona, te extraño, si no sos capaz ni siquiera de levantar el teléfono, sólo darle like a una foto.
  • De verdad extrañás a esta persona. Qué estás haciendo para dejar de extrañar-
  • De verdad te gusta, te agrada, esta persona. Qué hacés para estar en su vida.

¿Y para cuándo? Para ya, tenemos la vida hoy, la vida se debe de vivir ya, entiendo que hay que acomodar agendas, tiempos, organizarse, planificar, todo esto es importante.

El tiempo pasa y progresivamente, dejamos de ver a las personas que queremos, las relaciones se enfrían, la gente a veces dice que “raro no volví a ver a fulano”, “que raro no volvimos hablar”, “que extraño nos llevamos también”, “no entiendo en qué momento las cosas cambiaron”.

No es raro, ambos progresivamente:

  • Por las complicaciones de la vida.
  • Por la falta de tiempo.
  • Por la falta de iniciativa.
  • Dejaron de hacer las cosas.
  • Se fueron distanciando.
  • Se pasaron los días pensaron “tengo que llamar”, “tengo ganas de verlo”, pero no lo hiciste, el tiempo pasó y pasó, la distancia se creo

¿Y para cuándo? Si tanta falta te hace, para ya, porque la vida es hoy.

 

Dr.Rafael Ramos

Ingresá e inscríbete en www.rafaelramoscr.com.

2290-1517  2290-1782   2290-1383