Estilo de vida

¿Cómo superar a un Patán?


23/03/17

Foto: Getty Images.

Foto

Si por azares del destino te topaste con un patán en tu vida, te enamoraste profundamente y aún no podés olvidarlo, quizá esta guía te ayude a conseguirlo.

Recorda que cada cosa que nos pasa es una experiencia, algunas muy dolorosas, otras que se superan más rápidamente pero todas te dejan siempre una gran experiencia.

Estos consejos te pueden ayudar a pasar por alto el mal rato que te hicieron pasar:

Pensá en lo fuerte que sos
Si terminaste la relación con ese patán, aplaudí ese logro, seguramente te costó mucho trabajo, y como todo lo que cuesta trabajo no vas a querer que desaparezca. Pensá en lo fuerte que sos y lo que podés conseguir con esa fortaleza.

Llorá y desahogate
Llorá a lágrima tendida, con moco y baba, no importa, podés llorar con quien querrás, a solas o con tus amigas, pero llorá y sacá todo lo que lleves dentro de una vez por todas. El dolor es purificador y si reprimís el llanto lo único que vas a conseguír es que explotes en el momento en el que menos te lo esperás. Mejor de una vez.
Arregláte
Ya que te desahogaste, lloraste, pataleaste, berreaste, ahora sí… es momento de limpiarte la cara, arreglarte, ponerte más bonita de lo que ya sos y salir al mundo con la frente en alto.
Divertite con tus amigas o con tu familia.
Sali a divertirte, no te encerrés, las distracciones te van a ayudar a tener la mente en las cosas más productivas. Incluso podes entrar a clases, talleres o planes que dejaste tirados por falta de tiempo.

Aprende a amarte más
Quererte es una labor de todos los días, aprende a apreciar tus virtudes y a respetar tus defectos conociéndolos y mejorando día a día. Si anduviste con un patán es muy probable que tu autoestima esté por los suelos. Recorda que para que alguien te ame, te tenes que amar a vos misma primero.
Tené tiempos a solas
No caigas en otra relación destructiva por temor a estar sola, tampoco caigas en la tentación de buscarlo. Tener un tiempo a solas será muy difícil al principio, pero poco a poco encontrarás que podes hacer muchas actividades sola y disfrutarlas al máximo.
Cambia y olvidate de cambiar al resto del mundo
No podes cambiar a los patanes del mundo, pero sí podés cambiar vos, amarte, valorarte, cuidarte, de esta manera vas a evitar que otro patán entre a tu vida y te haga sufrir. Pensá en lo que queres y cree firmemente en que lo mereces, porque vales la pena y sos importante.
No lo busques en redes sociales y deshacete de todos los recuerdos.
No sucumbas a buscarlo, ni mucho menos a stalkearlo en las redes sociales, bloquealo si es necesario, pero es mejor no saber nada de él. “Ojos que no ven”, corazón que no siente.