Bésame de noche

Finanzas en pareja: Lo tuyo, lo mío y lo nuestro


10/03/17

Foto: Getty Images.

Un acuerdo transparente que se lleva entre los dos.

Hablar de finanzas en pareja, es hablar de uno de los ejes fundamentales de todo proyecto de relación afectiva. Siempre he dicho que sin planificar un proyecto de vida, difícilmente se va a tener un sano desarrollo. Creo profundamente en esto, por esto te invito a seguirnos de lunes a viernes en el 89.9 fm a partir de las 8:00 pm y además en mi blog www.rafaelramoscr.com.

Las finanzas en pareja, como dice el título de este artículo, es un tema de dos. Me motivó escribirlo, el hecho de que con mucha frecuencia, para mi tristeza en la consulta, atiendo a personas que dicen no tener un proyecto financiero, se maneja la situación con un oscurantismo extraño, sin transparencia. Sin confianza en las finanzas, existe la posibilidad que en la de la pareja, haya muchas complicaciones que se pueden tratar de evitar bajo un esquema de comunicación abierto.

Escuchado parejas, que tienen años de vivir juntos, me he topado con que, algunos dicen no saber ¿cuánto gana la pareja? ¿cuánto se gasta en la casa? ¿cuál es su presupuesto? Mucho menos tienen clara una distribución ordenada, de acuerdo a sus objetivos financieros, si es que existen dichos objetivos, el tema suele tratarse a veces con enojo, desconfianza, cosa que no está bien, porque va crear círculos de tensión.

Las finanzas en pareja, tienen que tener tal nivel de confianza, como la confianza que tenemos para compartir nuestra desnudez a la hora de hacer el amor. Toda pareja está en la obligación de sentarse, analizar el ingreso global, establecer metas de ahorro, definir estilos de vida, analizar objetivos de compra, revisar posibles inversiones, es decir ordenar la casa financiera, para evitarse el estrés financiero, que tiene el poder de arruinar otras áreas de la vida afectiva de una relación.

Pero, para esto se requiere, poder tocar el tema amplia y abiertamente, no es comprensible que en una relación, no exista la confianza para tener un acuerdo en común. Algunos de los principios básicos de las finanzas en pareja son:

Conocer el ingreso global.

  • Analizar cuotas y porcentajes de participación en el presupuesto familiar. Esto exige hacer un análisis de ingresos y egresos.
  • Definir metas de ahorro, orientadas a comprar casa, estudio, marchamos, impuestos, salud, recreación etc.
  • Es fundamental desarrollar la capacidad de permitirse que nuestra pareja nos cuestione, nos señale errores y excesos, todo orientado a buscar un sano equilibrio financiero.

Mi abuela decía, “los amores con hambre no duran”, cuando el amor tiene un desorden financiero, se tensa la comunicación, se suprime la expresión afectiva, se pierde la naturalidad, se crea un caos en muchos niveles en la relación.

Las finanzas, deben llevarse juntos, podemos definir roles de acuerdo a las capacidades administrativas de cada miembro de la pareja. Es importante hacer una reunión mensual, semanal, o quincenal, para revisar siempre el presupuesto, partir del principio, que “lo mío, es nuestro”, y es para el beneficio de la familia, por tanto, todo se debe orientar a evitar caer en egoísmos tontos, que crean dudas y desconcierto.

Le propongo lo siguiente:

  • 
Siéntense a conversar con libertad.
  • Reconozcan que ambos pueden aportar a que las finanzas sean un tema de los dos.
  • Eviten caer en mentiras, omisiones, o acciones distorsiones.
  • Hagan números juntos.
  • Revisen sus facturas
  • Analicen la cantidad y las condiciones de sus tarjetas de crédito.
  • El reto es organizarse.

 

Cuando el amor pasa por la planificación y el orden, se mantiene sano. Las finanzas, muchas veces se convierten en un tema obscuro, que crea abismos emocionales. Tener la capacidad de negociar juntos, trabajar juntos. Las finanzas ordenadas, trabajadas en equipo, es un te amo, que le da madurez y consistencia a una relación.

  • 
Si vos sos de los que no les gusta hablar del tema, si no tenés confianza y transparencia, este es el momento para cambiar, proponer y contribuir a que ambos estén mejor.
  • Si vos sos de los que pasa criticando, ni picás la leña, ni prestás el hacha, entonces, cambie de actitud, procure plantear soluciones, no sólo señalamientos y críticas.

Cuando se trabaja juntos, las cosas fluyen mejor, y el amor se consolida con el paso del tiempo.

Te invito a dejarme tu comentario, y me agradaría mucho que podas compartir esta información en tus redes sociales.