Bésame de noche

Si la decisión está tomada, hay que ejecutarla


16/02/17

Paper boat

Cuántos de nosotros, tenemos claro que queremos hacer algo, hemos definido que nos gustaría hacerlo, tenemos totalmente claro el por qué y los beneficios que nos trae, pero nos quedamos ahí, pensando, sin hacer nada.

Muchas personas, buscan la razón psicológica del por qué no se pasa de la decisión a la acción, por supuesto, que puede haber muchas razones, pero creo que algunas cosas hay que verlas sencillas, simples para poder cambiarlas.

Estamos acostumbrados a postergar, porque se vive bajo la lógica de “si tengo que hacerlo”, vivimos bajo el esquema de “ya voy, ya casi”, nos hemos acostumbrado a decir “bueno no hay que correr, esperemos un poquito”.

Es cierto nos quedamos ahí, en esa actitud de contemplación, que de una u otra forma nos atrapa, en una estructura emocional poco productiva, y no vale la pena quedarnos ahí, dándole vueltas a algo que está en nuestra cabeza, simplemente porque pronto lo vamos hacer,  pero no hay planes para hacerlo.

Las decisiones que hacen bien, que aseguran cambios positivos, crecimiento personal, mejoras en la salud, mejor uso de los recursos, optimización del tiempo, que nos permiten acercarnos a personas positivas, decisiones que nos alejan de personas tóxicas, acciones que nos permitan vivir tranquilos, decisiones que nos permiten tener menos carga emocional y andar más ligeros, hay que tomarlas ya, si hoy, mañana no.

Estas cosas tienen que hacerse ya, sin pensarse tanto, cuando el beneficio es claro, la acción debe ser inmediata.

¿Qué ganás con seguir pensando? ¿Qué ganás con darle vuelta a las cosas una y otra vez? ¿Qué ganás con el llorar sin actuar?

 

Dr.Rafael Ramos

Ingresá e inscríbete en www.rafaelramoscr.com.

2290-1517  2290-1782   2290-1383