Estilo de vida

El “nesting” es la nueva tendencia que llegó para quedarse


17/05/17

El “nesting” (anidar, en castellano) se basa en priorizar quedarse en casa siempre, dejando de lado la vida social.

¿Pero cuáles son los factores que llevan a las personas a ya no buscar las salidas por diversión? Los expertos expliquen que, la vorágine del mundo exterior hace que la gente, cada vez más, quiera pasar tiempo consigo misma como una búsqueda de autoconocimiento y equilibrio individual.

Aprovechar el tiempo

Estar en nuestra vivienda no es sinónimo de aburrimiento e improductividad, pues se puede aprovechar el tiempo libre para comenzar a practicar nuevas actividades.

La cocina y la repostería son buenas opciones, así como la jardinería. Es más, todas ellas son consideradas como terapias para combatir el estrés y la ansiedad. Sin embargo, también hay personas que prefieren pasar su día escuchando música o viendo películas en Netflix.

No en vano, en el primer trimestre del 2017, la compañía estadounidense de streaming se convirtió en la líder del mercado con un 75% de penetración frente al 53% que tiene YouTube.

 

 

El lado oscuro
Toda actividad tiene desventajas, y el “nesting” no es la excepción. Esta nueva tendencia puede llevar a algunas personas al aislamiento.

El aislarse no es saludable, pues no se está enfrentado las situaciones del día a día. Si hacés ‘nesting’ porque no querés interactuar con la gente o porque te da miedo, ahí tenemos un serio problema.

Los expertos señalan que muchas de las firmas globales han hecho del “nesting” su seña empresarial, entre ellas las compañías de diseño de interiores. De ese modo, abordando lemas como “mi casa es mi mundo”, buscan crear nuevos conceptos para el público que practica esta tendencia.