Bésame de noche

¿Como pedirle un cambio positivo a mi pareja?


11/08/17

Foto: Getty Images.

Pedir un cambio en una relación de pareja no debería ser algo tan complejo, en el tanto implica confianza absoluta:

  • Tenemos la capacidad de estar desnudos uno frente al otro.
  • Nos vemos sin maquillaje.
  • A veces andamos en casa con ropa que no usaríamos en otro lugar.
  • Nos permitimos andar tranquilos, relajados.
  • Hacemos bromas que no haríamos con otras personas.
  • Expresamos emociones, como no lo haríamos con otros.

En fin, en este marco simplemente somos abiertos, así que solicitar un cambio, no le debería generar ningún estrés, pues la base de la relación es la confianza, la apertura y la honestidad. Te dejo este link para ampliar el tema: http://rafaelramoscr.com/en-silencio-di-cuenta-persona-equivocada/.

No obstante, muchas veces llenamos nuestra cabeza de ideas y complicaciones, que van creando un mundo de tensiones, que cargan nuestra vida y nos hace andar con un peso en el corazón.

  • Cambio significa hacer una solicitud, que va a traer beneficios personales y a la pareja.
  • El cambio debe estar orientado a mejorar.
  • El cambio implica saber escuchar.
  • Pedir un cambio implica saber hablar y tener un buen uso del lenguaje.
  • Pedir un cambio no debería significar un problema.
  • El cambio no significa que tengamos que sentarnos con irrespeto y usar un tono que lastime.

Pero, nos hacemos mucho enredo en la cabeza, le damos una y mil vueltas a una idea de cambio, sobre todo cuando ante una solicitud, se genera una discusión, tenemos que tener la capacidad de hablar sin miedo, en confianza, bajo una premisa de mejora continua. Ante un cambio solicitado:

  • ¿Te permitís escuchar?
  • Se requiere la capacidad de negociar.
  • No tiene sentido ponerse a la defensiva.
  • Hay que trabajar mucho para evitar las justificaciones.
  • Ayuda mucho estar abierto y no crear complicaciones.

Solicitar un cambio tiene como herramientas, algunas cosas muy sencillas:

  • Seleccionar muy bien el lenguaje.
  • Hablar bajo un esquema de respeto.
  • Ubicar un buen momento.
  • Tener una actitud receptiva.
  • Buscar un argumento sólido.
  • Dejar atrás los miedos.
  • Evitar hablar desde el enojo.
  • Recordar que siempre tiene que haber un esquema de tolerancia.
  • Tener paciencia y prudencia.

No debería ser complicado, los cambios positivos siempre traen beneficios, pues modifican conductas complejas y hábitos desagradables.

Si se desarrolla la capacidad de hacer esto de forma constante y continua, es muy posible que la relación se mantenga en un ritmo de crecimiento, que siempre va a traer grandes beneficios.

Dr. Rafael Ramos.

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1517, 2290-1383.