Estilo de vida

Es sencillo: ¡No quiero novio!


02/05/17

En este punto de mi vida, no quiero un novio. Por primera vez en mucho tiempo, estoy orgullosa de tener un poco de tiempo para mí, enfocándome en otros aspectos del día a día. Sé que todos mis amigos se encuentran en relaciones serias y sé que siempre dije que quería un novio. Pero ahora, todo lo que puedo decir es, realmente no quiero uno.

Quiero ir al cine en la noche, no ver una película desde su sillón. Quiero ir a tomar un par de drinks en un pub chic, no beber una botella de vino y hablar en la cama sobre nuestro futuro. Quiero besarte mientras los dos estamos borrachos, irnos a mi casa sintiendo mariposas; no acabar ebrios, juntos, despertando uno al lado del otro, acurrucados cómodamente bajo las sábanas.

Me quiero vestir y verme hermosa para nuestra cita, no usar mi pants de yoga mientras me dices que linda y hermosa me veo sin maquillaje.

Por una vez, quiero conocer chicos y disfrutar, sin sentir que los estoy dejando entrar a mi corazón. No quiero abrirme con ellos y que sepan cada pequeño secreto y demonio que llevo conmigo. No quiero sentirme protegida. No quiero sentir por ti esa ternura que me hace creer que estoy en la novena nube y que te ganas de hornearte galletas y darte largos masajes.

No me quiero poner nerviosa, ansiosa y triste, todo al mismo tiempo, porque no me mandaste mensaje en sábado. No quiero estar con alguien que pueda significar tanto para mí. No quiero depender de ti. No quiere necesitarte.
Esta vez quiero disfrutarme a mí misma. Quiero divertirme y conocer nuevas personas sin sentirme atada a ellas. Al final de la noche quiero ir a casa, ponerme mi pijama favorita y beber un poco de chocolate caliente con galletas caseras, mientras disfruto del recuerdo de los momentos que pase con mi cita.

Quiero que este sentimiento de nostalgia por alguien específico se vaya. Quiero librarme de la manera en que un novio me haría sentir. No quiero que nadie tire de la alfombra bajo los pies. No quiero tener la cabeza por las nueves. Necesito que me quiten esas sensaciones. Necesito dejar de desearlas.
Lo necesito porque entregarme por completo a alguien sería demasiado. Necesito por un tiempo guardar mi corazón, alma y cuerpo para mí misma, mientras las piezas se unen y encuentran su camino de regreso.

En este momento no quiero un amor como el de The Notebook. Creo que en algún punto soñaré de nuevo con amar a alguien y ser amada de regreso. Pero por ahora, me siento demasiado débil para entregarme a alguien, para derramar mis sentimientos en alguien y acostumbrarme a sus besos y abrazos. Sólo por ahora necesito enfocarme en mí y aprender a amarme a mí antes que a cualquier otro.