Bésame de noche

“A mí todo me gusta, pero es que me regalan cosas feas”


02/03/18

Es curioso, no sé si te ha pasado que tenés un amigo o tu pareja, pregonan a los cuatro vientos que son personas sencillas:

  • Que todo les gusta.
  • Que no son complicados.
  • Que con cualquier cosita uno los hace felices.
  • Que todo les agrada.
  • Que todo les parece lindísimo.
  • Que les encantan los detalles.
  • Que con cualquier cosita son felices.

Pero, a la hora de la verdad, cuando se trata de regalarles algo, a veces uno les pregunta qué te gustaría para el cumpleaños, nos topamos con un sin fin de respuestas confusas. Me encantaría que pudieras leer este otro artículo: https://rafaelramoscr.com/25-frases-amor-para-enamorar-tu-pareja/.

  • Ay no sé, no lo he pensado.
  • Cualquier cosa, lo que vos querás.
  • Vos sabés que a mí no me gustan las sorpresas.
  • No me salgás con una tarjeta de regalo.
  • Ni se te ocurra regalarme un perfume.

Frente a estas cosas, uno queda como desconcertado, porque por un lado dicen que con cualquier cosa son felices, pero cuando se trata de tener un detalle, nos topamos con un muro y en cada bloque de ese muro, tienen una lista enorme de requisitos que son muy difíciles de entender, entonces nos topamos con una pregunta ¿cómo la sorprendo? ¿Qué detalle le podría dar?

Hay algunos, que incluso se ofenden si se les pregunta qué quieren, porque vos deberías saber, pero en su discurso de todo me gusta, no dicen nada claro ¡Qué complicado!

Así que el reto que tenés por delante, si sos de esas personas que todo les gusta, pero que tienen una infinidad de requisitos, es poder comunicarte abiertamente y decir qué te gusta y qué no te gusta, hacer peticiones claras, no darle tantas vueltas y ayudarnos a los demás a entenderte, para poder realmente sorprendente.

Yo entiendo que todos tenemos gustos y preferencias que, a mayor tiempo de relación, mayor obligación de conocer tus gustos y tus preferencias para poder darte un detalle, pero cómo te conozco, si decís una cosa y mañana decís otra, hoy te gusta el rosado y mañana no.

Creo que es importantísimo en toda relación humana, hablar abiertamente de nuestras expectativas, de los cambios que vamos teniendo, para que efectivamente el esfuerzo económico, que implica muchas veces tener un detalle con vos, se traduzca en un detalle que genuinamente te agrade y te haga sentir bien.

De esta forma uno puede contribuir a tu felicidad, y poder darte algo que represente el cariño, y que además sea algo que vas a usar, no que vas a botar o regalar, por qué ya tus gustos cambiaron, pero para mí ha sido difícil darme cuenta.

A fin de cuentas, esto se traduce a que vos comprendás que generás confusiones y que estás en la obligación de hablar con claridad, para poder tener detalles con vos, que contribuyen a expresarte, dentro de tus gustos y preferencias, un detalle.

Todo ser humano, en una relación, está en la obligación de comunicar esto con convicción y consistencia, evitando dar espacio a las dudas, que al final nos van a frustrar a los dos, pues si recibís algo que no te gusta, ¡qué pereza! y si te doy algo que no te gusta, ¡qué pereza!, porque ya gasté la plata y al final te quedé mal.

Te toca a vos hablar con claridad, para poder conocerte y de esta forma poder sorprenderte.

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1517, 2290-1383.

WhatsApp información y citas: 8881-1304