Estilo de vida

Elegir mal el calzado escolar le podría traer consecuencias a sus hijos


11/01/19

Se aproxima la entrada a clases para los más pequeños de la casa y uno de los elementos necesarios para esta entrada a clases son los zapatos. ¿Alguna vez se ha puesto a pensar si está realizando la compra correcta para no afectar los pies de sus hijos?

Elegir mal el calzado es sinónimo de daños en la postura y en su estabilidad al caminar, incluso pueden estar más expuestos a las caídas si el calzado no posee el soporte suficiente.

¿Qué debe tomar en cuenta a la hora de realizar la compra?

Según comentó Yohanis Chaves, Directora de Diseño y Mercadeo de la marca Koala, son cuatro los elementos que deben considerar los padres.

 1-Pensar en el material del calzado.

Se recomienda que sea cuero, ya que es un material natural que evita la sudoración excesiva, el mal olor y previene al estudiante de bacterias y hongos.

Además, es un material duradero con cierto grado de elasticidad, por lo que el rango de movilidad es mayor y los estudiantes pueden llegar a sentirlo como una segunda piel.

2-El tipo de suela.

Lo más recomendable es que los padres adquieran calzado con suela cosida y antideslizante para evitar accidentes.

3-Probarse el calzado es indispensable.

El estudiante debe ir a probarse los zapatos con medias y ponerse de pie, para probar su peso en ambos pies.

Es muy importante que quede un espacio de medio centímetro y un centímetro entre el dedo más largo del pie y la punta del calzado.

Además, se recomienda que las compras se realicen en la tarde porque es cuando los pies están en su máxima forma de expansión.

4- Revisar el zapato.

Antes de realizar el pago se debe revisar cada una de las costuras internas y externas del zapato, para evitar rozaduras con la piel o para la garantía.