Estilo de vida

Fabrican muñecas con discapacidades para que los niños no se sientan solos


11/02/19

Amy Jandrisevits fabrica muñecas con las mismas discapacidades y peculiaridades físicas que sus futuros destinatarios: niños “diferentes” con alguna deformidad física.

‘Doll Like Me’ es una iniciativa cuyo objetivo es trabajar en la autoestima de estos niños ofreciéndoles un juguete totalmente personalizado con cuyo aspecto se pueden sentir identificados.

Esta mujer, de New Berlin, Wisconsin, sabe que la apariencia de una muñeca lo es todo, especialmente para niños cuya autoestima ha sido dañada por alguna circunstancia desafortunada, ya sea por cáncer, un defecto de nacimiento o cualquier trauma que modifique su apariencia.

 

El precio de sus muñecas es de unos 100 dólares con gastos de envío incluidos. Si estos padres no pudieran pagar ese precio, Amy se hace cargo de la diferencia sea cual sea. Su generosidad, sin embargo, no puede ser sostenida a largo plazo y, por ello, hace cuatro años inició una campaña de recaudación de fondos para asegurar a cada niño su muñeca.