Bésame de noche

¡No insistás! Ya se terminó


18/03/19

¡Qué difícil es asumir el dolor de una ruptura cuando ésta ya es definitiva! No insistás, ya se terminó, quiere decir que la relación dejo de tener sentido.

Cuando una relación se acaba, se supone que terminó.

Por tanto, todo lo que se hacía se terminó y toca hacer cambios:

  • La frecuencia de cotacto, debe terminar ¿qué sentido tiene? Se terminó.
  • No hay por qué seguir hablando, pues las expectativas afectivas se acaban, se terminó.
  • Uno de los dos o ambos, han dejado de quererse, los momentos juntos ya no tienen sentido, se terminó.
  • Ahora se está en frecuencias emocionales distintas ¿qué aporta seguir hablando con la persona?
  • Si alguno de los dos definió que ya no quiere nada con el otro, se terminó, esta es la realidad.
  • ¿Tiene algún efecto positivo, estar pendiente de las redes sociales de tu ex pareja? ¿para qué? Se terminó.
  • ¿No tenés nada que hacer el fin de semana? Asumí tu agenda ¿por qué buscás a tu ex pareja? Se terminó.

Te invito a leer este otro artículo: https://rafaelramoscr.com/desarrollo-personal/me-siento-solo-sola-como-salir-de-ahi/.

¡Cuando se acaba, se termina!

Reponerse a una separación implica tener muy claras las razones por las cuáles la relación dejo de funcionar.

Si se agotaron todas las vías de solución a los problemas, los temas complicados no se resolvieron, la conclusión fue que la ruptura era lo que seguía entonces ¿qué sentido tiene hacerse daño insistiendo en buscar al o la ex?

Suficiente con el dolor que implica tener que asumir la historia a partir de la ruptura, como para sujetarse a un proceso en el que no somos nada, pero nos seguimos viendo, hablando o incluso teniendo sexo ¿esto te ayuda en algo?

Se terminó

  • Entonces hay que tomar una distancia sana para evitar complicaciones emocionales, es importante aceptar y reconocer la situación.
  • Frente a esto estamos en la obligación de replantear la historia, empezar de nuevo.
  • La ruptura implica reconocer que las cosas no funcionaron para liberarse de contradicciones.
  • Hay que avanzar, terminar requiere dejar de hablar, cuando una relación termina, se acaba lo que los unía, por tanto, hay que tomar distancia.

Quizá este tema te ayude a ver una perspectiva más sana: https://rafaelramoscr.com/pareja/desamor-como-superarlo/.

 

Los invito a esccuhar este audio, el amor propio es importante ante una ruptura.

Muchas personas terminan una relación, para luego entrar en una fase en la que se hacen mucho daño, se escriben:

  • Te pienso.
  • Sabes algo, te extraño
  • ¿Cómo estás?
  • ¿Qué hacés?
  • ¿Cómo va tu día?
  • ¿Ya me olvidaste?
  • ¿Quisiera saber si me pensás?
  • Te necesito.

Realmente esto aporta algo, NO. Lo único que hacemos es complicar la historia con esto, si se terminó, se acabó. Hay que poner límites a estas emociones desordenadas que sólo agudizan el dolor.

Una ruptura emocional no tiene que ser una tortura emocional, te lo cuento en este video.

Una ruptura no tiene por qué ser un proceso cargado de complicaciones

Es normal el duelo, la negación, pero esto requiere ser realistas, finalizar es cerrar lo que había.

Una ruptura mal llevada, nos mueve muchas a veces acercarnos, a tener esperanzas e ilusiones, tratando de que algo mágico suceda ¡Cuidado! se acabó.

El foco de atención, no debería ser intentar resolver, sino asumir que la historia, hoy es otra y hay que avanzar, esta persona ya no está en tu vida, ser terminó.

Aferrarse a una idea, sólo prolonga el duelo complicado, que nos pone frente a la situación de insatisfacción, en el tanto querés estar con esa persona, pero no se puede, porque ya se terminó.

Pensar en “me gustaría regresar con esa persona”, no ayuda en nada, no se puede, porque la ruptura es un hecho real.

Hubo razones para estar, pero ya perdieron vigencia en el hoy, insistir muchas veces nos expone a procesos en los que seguimos buscando al o la expareja, pretendiendo que sea nuestra pareja, simplemente porque:

  • No sabemos administrar la soledad.
  • Nos cuesta retomar el control de nuestra vida sin él o sin ella.
  • Si esto es así entonces, te toca a vos buscar ayuda.

Porque la verdad es que terminar y seguir llorando, esperando, interactuando con la expareja sólo complica nuestra vida.

¿Qué hacer frente a esto?

  1. Hay que tener una voluntad firme.
  2. Darse cuenta que la verdad es que se terminó, por tanto, hay que dejar la comunicación emocional intensiva.
  3. Hay que dejar el hecho de seguir insistiendo, si no podés buscá ayuda, si esto se transforma en una tristeza profunda, o en una depresión, tenés que dejarte ayudar.
  4. Hay que evitar correr rápidamente a los brazos de otra persona, usando la lógica de un clavo saca otro clavo.
  5. Se debe retomar la existencia, contactar a la gente que hemos perdido por darle la exclusiva a esta relación
  6. Hay que cambiar ambientes, crear espacios nuevos de socialización.
  7. Aunque no tengás ganas, y estés un poco triste, tenés que moverte.
  8. Tenés que tener el valor de bloquear, cortar, eliminar el contacto, pues si seguís pendiente de forma excesiva, solo te hacés muchísimo daño.
  9. Es importante reconocer que nadie se muere de amor, solo la pasamos mal un tiempo, y dura tanto como vos querás, si manejas mal la separación.
  10. Dejar de insistir, implica romper el engaño de “necesito preguntarle algo”, “necesito hablar”, “necesito sacar esto de mi pecho”. El hecho es real, se terminó ¿qué más necesitás saber?

Prolongar una ruptura, o seguir manteniendo una relación con la expareja, podría ser tu decisión, pero es una mala decisión, entre más lo hagás, más prolongás el duelo, aun cuando haya hijos e hijas, el tema es dejar de pensar en él o ella, como una opción, pues ya se terminó.

Dr. Rafael Ramos

www.rafaelramoscr.com

Oficina: 2290-1383.

WhatsApp: 8881-1304.